jueves, 31 de marzo de 2011

FINANCIERS DE CAFE EN LA WHOLE KITCHEN

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Marzo nos invita a preparar un clásico de la gastronomía francesa, Financier.

Son unos bocados deliciosos, blanditos, jugosos y llenos de sabores y con un ingrediente estrella: la almendra. En gran parte gracias a ella conseguimos esta textura y gran parte de los aromas que desprende.

Lo habitual es presentarlos en moldes pequeños rectangulares o incluso ovalados.... me tenéis que perdonar que los ponga en unos de madeleines pero creo que en casa no entra un molde mas ni de canto, así que me he tenido que reprimir y hacerlos en estos que siempre son muy monos y que de tamaño son bastante parecidos.

La cuestión es que si los preparáis os puedo asegurar que a quienes se los ofrezcáis se van a fijar en la forma que tienen lo que dure el primer mordisco ... ya veréis que poco os duran...

En este caso los he preparado de café y llevan un poco de ralladura de haba tonka (permitirme una licencia y que le mande un beso muy grande a una amiga que ha estado buscando estas habas desde hace tiempo y que por fín las ha encontrado y seguro que estará encantada de usarlas... un besito Marga), pero admite infinidad de aromas: vainilla, canela y nuez moscada, ralladuras de frutas, toques de licor, cacao...

Otra característica de este dulce es que lleva en su elaboración mantequilla noissette que se elabora poniendo en una sartén la mantequilla a fuego medio- alto hasta que vaya cogiendo un color avellana y desprenda un olor ligeramente a fruto seco. En realidad no es difícil de conseguir pero tenéis que tener cuidado porque del tono dorado a quemarse hay muy poco margen. Después de alcanzar ese punto a mí me gusta colarla.

Si os entran dudas sobre cómo hacer la mantequilla no os agobiéis, también se puede obviar este paso y hacerlo con mantequilla normal.

Bueno no os hago esperar más:

INGREDIENTES:



  • 130 gr mantequilla noissette (hacer un poco de más porque con el proceso se pierde un poco)


  • 75 gr harina


  • 75 gr harina de almendra


  • 150 gr azúcar


  • 4 claras


  • 2 cdas de café (polvo)


  • ralladura de haba tonka


Hacer la mantequilla y dejar templar.


Batir las claras suavemente, simplemente para "romperlas" pero que no monten y mezclarlas con los sólidos y aromas manualmente (este postre no requiere de ninguna maquinaria). Debe quedar todo bien unido y sin restos sueltos.


Añadir la mantequilla y volver a mezclar hasta lograr una masa suave y homogénea.


Colocarla dentro de una manga pastelera y darlas un reposo en la nevera que puede oscilar entre 1 hora y 1 día. Rellenar los moldes dejando un margen para que puedan crecer dentro del horno.


Meter al horno precalentado a 200 grados entre 15 y 20 minutos.


5 comentarios:

  1. Que mo0onos y me imagino lo suaves que están se ven tan doraditos ... El molde me encanta ya es mío jejeje yo utilice un papelito de magdalenas alargado pero no me convence, este me gusta mucho0o ...

    ResponderEliminar
  2. Gracias! Es cuco el molde y lo puedes utilizar en cantidad de dulces así pequeñitos.
    Me paso a ver los tuyos!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué bonitos y qué ricos con café!! Un besito:)

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias!! Es un gusto veros por aquí y con vuestras palabras
    Besos
    Virginia

    ResponderEliminar